Lo que piensan de nosotros

Lo que los voluntarios pensaron sobre el servicio provisto por serviciovoluntarioeuropeo.org

Diez meses de SVE en Debrecen (Hungría) fueron suficientes para alcanzar una inolvidable experiencia, cargada de momentos, personas y aprendizajes.

El SVE me dió la posibilidad de aprender muchísimo sobre comunicación y el trabajo en una ONG. Pero sobre todo aprendí un montón sobre mí. Estoy muy agradecido por todo.

Gracias a SVE he podido disfrutar de un año muy especial en Poitiers (Francia), marcado por un aprendizaje profesional y personal en continuo desarrollo y cargado de experiencias inolvidables.

El SVE, desde mi experiencia en Burgas (Bulgaria), significa descubrir-se y espabilar-se cada vez más.

Un año de voluntariado es una experiencia que, sin lugar a dudas, deja huella en tu vida. Te darás cuenta de lo que eres capaz, intentarlo, errar, aprender y crecer. Eso es el SVE.